Chile contará con 19 playas inclusivas este verano

Chile contará con 19 playas inclusivas este verano

Balnearios de ocho regiones tendrán facilidades para personas con movilidad reducida. Monitores, sillas especiales y rampas son algunas de las medidas contempladas.

Dichato es unas de las playas más visitadas de la Región del Biobío durante la época estival y es uno de los sitios de veraneo que prefieren las personas con movilidad reducida. Esto, debido a que es una de las 19 áreas costeras incluidas en el programa de inclusión que impulsa el gobierno.

Desde 2001 el Ministerio de Obras Públicas, MOP, ha desarrollado trabajos de mejoramiento en diferentes balnearios y durante esta temporada estival llegarán a las 19 en ocho regiones del país (ver recuadro). Al respecto, el ministro de la cartera, Alberto Undurraga, señaló que “estamos incluyendo la accesibilidad en nuestros proyectos de borde costero para que todos y todas puedan acceder a nuestras playas y balnearios”.

En la zona de Dichato, luego del terremoto y posterior tsunami del 27 de febrero de 2010, la costanera y la playa fueron remodeladas con normas de accesibilidad universal, que contemplaron la construcción de tres rampas que permiten a las personas con capacidades distintas bajar hasta la arena y de ahí, a través de un sendero de madera, llegar hasta la orilla en su silla de ruedas. Además hay estacionamientos y baños adaptados para personas con discapacidad.

Javier Ruiz, salvavidas del balneario de la VIII Región, explicó que esta infraestructura costera ha beneficiado a las familias que tienen un integrante con movilidad reducida. “Existen tres rampas con las que ellos pueden llegar de forma independiente hasta el agua. Cuando la marea esta baja, el sendero no alcanza llegar hasta el mar, por lo que las personas tienen que ser llevadas por sus familiares o nosotros la ayudamos, pero es muy práctico y las personas lo usan mucho”, detalló.

En la Región de Arica y Parinacota se registra el mayor porcentaje de adultos con discapacidad (28,9%) según datos del INE. En esta zona hay tres playas habilitadas con elementos inclusivos: el Laucho, La Lisera y el paseo costero de Playa Brava.

El Laucho se ubica en el borde costero sur de Arica, a unos 300 metros del histórico Morro. En 2016 se implementaron 10 sillas anfibias. Se trata de dispositivos con ruedas para arrastrarse sin problemas sobre la arena y un plástico especial que impide el hundimiento. Esto posibilita que las personas puedan ingresar y disfrutar del mar con el apoyo de monitores.

Esta inversión, de $ 20 millones, fue financiada por el Gobierno Regional con la asesoría del Servicio Nacional de Discapacidad (Senadis). “Es emocionante ver los rostros de felicidad de niños y adultos que nunca se habían bañado en la playa y que ahora lo pueden hacer”, comentó la intendenta de Arica y Parinacota, Gladys Acuña.

A menos de 10 minutos caminando se encuentra el parque inclusivo Playa Brava. En una zona de roqueríos y no apta para el baño, se levantó una plaza y juegos infantiles con piso de caucho que facilita el desplazamiento con silla de ruedas, bastones e incluso los coches. “El ingreso a los juegos considera rampas y acceso universal, con espacios y pasamanos para que también puedan subir niños con capacidades diferentes”, explicó el seremi de Desarrollo Social, Julio Verdejo. Además, cuenta con piletas a la altura de sillas de ruedas para que discapacitados puedan tomar agua.

En la Fundación Descúbreme, enfocada en la inclusión integral de personas con dificultades cognitivas, consideran estas iniciativas como un avance. Sin embargo, señalan que es importante que, junto con el establecimiento de estos espacios, se sensibilice a la población respecto del uso adecuado de los mismos.
“También consideramos importante evaluar las posibilidades de mejorar estos espacios para que abarquen distintos tipos de discapacidad, como las cognitivas y sensoriales”, detallaron.

El director nacional del Senadis, Daniel Concha, indicó que las playas con medidas de accesibilidad son un avance importante, pues se trata de una infraestructura que tiene un carácter universal y que “facilitan el desplazamiento a las personas que tienen dificultades para moverse, como son las usuarias de sillas de ruedas, adultos mayores, mujeres embarazadas, etc.”.

La autoridad añadió que “las playas con medidas de accesibilidad son una demostración concreta de que los espacios públicos pueden ser accesibles para todos”.

Chile contará con 19 playas inclusivas este verano